Hearthstone

Múrloc Holmes y el Asesinato en el Castillo Nathria

Múrloc Holmes y el Asesinato en el Castillo Nathria

ASESINATO EN EL CASTILLO NATHRIA

Por Christie Golden y Brandon Easton

Asesinato en el Castillo Nathria es una escalofriante historia en la que se combinan la muerte, el engaño y un detective muy audaz. Se trata de un clásico de la literatura múrloc, perfecto para recreaciones teatrales. Ahora puedes seguir a Múrloc Holmes y al doctor Aletson mientras exploran los diversos Lugares del Castillo Nathria en busca de pistas e interrogan a los 10 principales sospechosos en este guion del Asesinato en el Castillo Nathria. Busca a algunos amigos y ponte el gorro de detective para formar parte de esta trama que se desarrollará a lo largo de los próximos días. ¿Tienes lo que se necesita para resolver el Asesinato en el Castillo Nathria?

Sonidos del CRUJIDO DE UNA FOGATA, AULLIDOS DISTANTES y CHILLIDOS de CRIATURAS SINIESTRAS DEL BOSQUE. Nuestro espeluznante narrador comienza:

NARRADOR

Bienvenidos, amigos y demonios. ¿Quieren escuchar otra historia que les pondrá los pelos de punta? Entonces, esta es su noche de suerte... o NO.

(Risa malévola).

Ármense de valor y acérquense a escuchar la historia del...

¡RAYOS y RUIDOS DE TRUENO!

NARRADOR

Asesinato... en el Castillo Nathria.

La MÚSICA DRAMÁTICA DE UN ÓRGANO se intensifica.

NARRADOR

Ah, el Castillo Nathria. Un lugar peligroso, donde los ojos más despiadados observan en la oscuridad de la noche. Donde ni siquiera los más poderosos pueden revertir los destinos más nefastos. Y donde no se aconseja aceptar ninguna invitación que haya enviado una gárgola.

Se oye una MÚSICA SINIESTRA que va en aumento.

INT.: El Gran salón. ESCUCHAMOS los sonidos de una fiesta. Murmullos, el tintineo de copas y una música apropiada.

NARRADOR

Después de que sus invitados se reunieron en el Gran salón, sir Denathrius, el amo de Revendreth, alzó un cáliz dorado de ánima roja y nebulosa. ¡Todavía no sabía que había invitado a sus peores enemigos!

CLINC, CLINC; el sonido de un tenedor golpeando metal. La multitud guarda silencio.

DENATHRIUS

¡Bienvenidos a mi humilde hogar! Sé que ansían conocerse mejor mientras disfrutan de un magnífico festín y se entretienen con algunos juegos inocentes. Sin embargo, me pregunto... ¿qué esperaban conseguir cuando aceptaron mi invitación? ¿Riquezas? ¿Sabiduría? ¿El privilegio de que se los vea en público conmigo? O tal vez hayan escuchado uno de esos terribles rumores que dicen que yo, sir Denathrius, he estado acumulando ánima sin freno... Admito que puede ser algo embriagante... completamente exquisita... y que otorga un poder inimaginable...

DENATHRIUS tose y se da cuenta de que está a punto de confirmar los rumores.

DENATHRIUS

En fin, como les estaba diciendo, espero que esta noche sea una velada que jamás olvidarán. Ahora debo ir a preparar los toques finales de esta celebración. Por favor, siéntanse libres de recorrer mi hogar hasta que los llamen a cenar.

Los PASOS DE LAS PEZUÑAS de Denathrius se pierden en la distancia.

Una puerta se cierra con fuerza.

NARRADOR

Los invitados quedaron un poco confundidos por la retirada de su anfitrión, pero decidieron tomar su sugerencia y recorrer el castillo y sus terrenos... completamente solos...

Pero de pronto—

El ESTRUENDO de un cáliz. El sonido del ánima que se eleva lentamente como una brisa ligera.

Un grito agudo de GUIDO.

GUIDO

¡Ayuda, ayuda! ¡Sir Denathrius ha sido asesinado!

¡Música dramática!

INT.: Comedor

NARRADOR

Era cierto: Denathrius yacía en el suelo del comedor. ¡Qué tragedia inesperada! Los diez invitados, todos sospechosos, se reunieron a su alrededor.

Ruidos de pies y pezuñas corriendo, puertas que se cierran y exclamaciones de sorpresa.

NARRADOR

¿Quién pudo haber cometido semejante atrocidad?

¿El artificiero Xy'mox, el misterioso negociante?

XY’MOX

Ah, era tan buen socio para los negocios.

NARRADOR

¿El etéreo archivillano Rafaam con su título tan atinado?

RAFAAM

¡Mi preciado y querido amigo, sir Donatrio! ¡Noooo!

NARRADOR

¿La baronesa orco Draka?

DRAKA

(Suelta una carcajada sarcástica). Claramente, eran muy buenos amigos, Rafaam.

NARRADOR

¿O alguno de los invitados que vinieron de Maldraxxus...?

¿La exterminadora Olgra, otra orco que vino con un propósito especial?

OLGRA

¡No puede estar muerto! Necesitaba... algo de él.

NARRADOR

¿Tal vez fue la baronesa Vashj, la naga

que formaba parte de la casa de los espías al igual que Draka?

LADY VASHJ

(Sarcástica). ¿Quién podría querer matarlo?

NARRADOR

¿O acaso fue el aliado del señor, el ambicioso exánime Kel’Thuzad?

KEL’THUZAD

¡Me siento devastado y furioso! ¿Cómo pudiste descuidarte de esta manera, Denathrius? Ahora nuestros planes quedarán en la NADA.

RAFAAM

(Susurrando en un tono compasivo).

Creo que dijiste en voz alta algo que no tenías que decir.

NARRADOR

¿El asesino podría ser alguno de los dos visitantes de Ardenweald, el sylvar Ara’lon o Sesselie, la tirnenn?

ARA’LON

Qué giro tan trágico.

SESSELIE

(Jugando con su pelo frondoso).

Bueno... nuestra reina no estará exactamente triste por esto...

NARRADOR

No pudo haber sido el bondadoso kyrian Pelagos, ¿verdad?

PELAGOS

Sucesos como este siempre son una tragedia, pero no era un individuo muy agradable... ¿verdad?

NARRADOR

Definitivamente no pudo ser Guido, el sirviente leal. ¿O sí?

GUIDO

(Llanto silencioso). Uuuu, uuuu... Pobre señor... uuu...

NARRADOR

Los invitados se miraron entre sí con desconfianza:

alguien en esta habitación... había cometido un asesinato.

Todos empezaron a acusarse entre sí, ¡pero los interrumpió el destello de un rayo!

¡CRACA-TUUUM!

NARRADOR

¡Y el sonido de un trueno!

¡BRUUUUM!

NARRADOR

¡Y las puertas principales se abrieron de golpe!

Ruido de las puertas abriéndose con un golpe fuerte.

NARRADOR

En la puerta apareció la silueta de alguien pequeño, pero imponente.

Alguien capaz de darles esperanzas a los inocentes y atemorizar los corazones de los culpables. Era nada más y nada menos que el gran detective—

MÚRLOC HOLMES

¡MRMGGGGGRRRLLLLEEE!

NARRADOR

¡Múrloc Holmes! Sí, el mismísimo,

y su amigo y colega, el doctor Aletson.

DOCTOR ALETSON

<CROAKS>

NARRADOR

¡Todos quedaron atónitos!

Exclamaciones de asombro exageradas y casi simultáneas.

NARRADOR

Como el gran detective que es, Holmes tomó el control de la habitación de inmediato. Se les ordenó a los sospechosos no retirarse hasta que examinara el cuerpo.

En las siguientes líneas, Holmes está mrrglando, como si dijera las cosas que se le atribuyen.

NARRADOR

A Holmes le pareció curioso no encontrar ningún indicio de la causa de muerte. Les pidió a los sirvientes de Denathrius que retiraran el cuerpo, y luego usó una tiza para dibujar el contorno en el suelo. Tendría que descubrir quién lo hizo antes de descubrir... cómo lo hizo. ¿Dónde estaban los culpables a la hora del asesinato?

ARA’LON

Yo estaba en las perreras.

SESSELIE

En el laberinto.

LADY VASHJ

En los charcos de mugre.

DRAKA

En el cementerio de piedras de pecados.

NARRADOR

¡El juego había empezado! Holmes decidió comenzar su investigación en las afueras del castillo. Primera parada... las perreras.

EXT.: LAS PERRERAS. Se escuchan los SONIDOS temibles de los sabuesos gárgones (bestias vivientes de piedra) en las perreras.

ARA’LON

El montero Altimor no estaba aquí, así que no puede respaldar mi testimonio.

Pero los sabuesos gárgones sí pueden.

Los temibles sonidos de amenaza se transforman en unos sonidos afectuosos de saludo.

ARA’LON

(Con ternura). Hola de nuevo, amiguitos. ¿Puedo acariciar a tu perro, Draka?

Las tres cabezas de MORTICOLMILLO gruñen.

DRAKA

No. (Al múrloc). ¿Y ahora a dónde vamos, señor Holmes?

NARRADOR

Tantos sospechosos... y tantos lugares por ver. ¿Qué pistas encontrará el gran detective en su intento de resolver el asesinato? Tal vez Draka quería distraerlo para que no viera algo importante. Llegó la hora de investigar su coartada... y visitar el siniestro cementerio de piedras de pecados.

NARRADOR

El detective Múrloc Holmes ha estado interrogando a los sospechosos y reconstruyendo sus movimientos. Sus aletas... eh, ¿pies...? lo han llevado hasta el Cementerio de piedras de pecados, el hogar de las almas torturadas y las bestias petronato. Un lugar que bien podría elegir para esconderse alguien que planea asesinar a sir Denathrius... tal vez... ¿alguien como la baronesa Draka?

EXT.: CEMENTERIO DE PIEDRAS DE PECADOS. Pasos. Viento entre los árboles. Morticolmillo cava y jadea feliz.

MÚRLOC HOLMES

Mrrgle... mrflagggrl.

DRAKA

Sí, señor Holmes, el cementerio es bastante lodoso.

RAFAAM

¡Miren! ¡Una pista! ¡Son las huellas de un sabueso gigante!

DRAKA

... Son de Morticolmillo.

MORTICOLMILLO ladra.

MÚRLOC HOLMES

¿Mrg gligslrrgh graaa?

DRAKA

Sabía que algunos invitados asistieron a la cena de Denathrius por razones nefastas, y me quedé vigilando en caso de que alguien intentara volver a entrar al castillo. Además, es un buen lugar para que Morticolmillo pueda cavar.

(A Morticolmillo, en un tono agudo, de persona que le habla a su mascota).

¿No es cierto? ¿Quién es el perrito más lindo?

Es MORTICOLMILLO, y él lo sabe. Todas sus cabezas hacen sonidos de felicidad.

NARRADOR

Holmes asintió, como si supiera algo que no sabía nadie más.

Siguieron adelante, hacia los Charcos de mugre, para confirmar la coartada de Vashj...

EXT.: CHARCOS DE MUGRE. Sonidos de burbujas de lodo, árboles crujiendo; sonidos suaves de las criaturas del pantano. Los pasos enérgicos se detienen. El sonido de VASHJ que se desliza para hablar.

NARRADOR

Ah, los Charcos de mugre, el origen burbujeante de los mayordomos más confiables... o, al menos, de los mayordomos dragadores. Qué fácil sería arrojar el arma homicida en este lugar pútrido, donde quedaría perdida para siempre... La baronesa Vashj parecía muy interesada en este pantano... pero, ¿por qué?

LADY VASHJ

Ahí está. Ese es el camino que usé para entrar y salir deslizándome de los charcos. El lodo es MUY bueno para la piel. ¿Alguien quiere darse un chapuzón?

DOCTOR ALETSON

<¡Croac! ¡Croac!>

MÚRLOC HOLMES

(Irritado con el doctor Aletson). ¡MURGLE! Gribblegrumb.

LADY VASHJ

Descuide, doctor Aletson. Volveremos cuando este desagradable asunto haya quedado atrás.

MÚRLOC HOLMES

¿Mrrgl glrr drrgle mur?

LADY VASHJ

Todos saben que Draka y yo sospechábamos que nuestro anfitrión planeaba destruir la Casa de los Ojos, y no éramos las únicas.

Después de todo, esa es la naturaleza de Denathrius.

MÚRLOC HOLMES

Jrrrmmmm...

NARRADOR

El extraño y pequeño grupo continuó hasta el Laberinto de arbustos.

EXT.: EL LABERINTO DE ARBUSTOS

NARRADOR

Es fácil perderse en un laberinto de arbustos, ¿no? Y es tan difícil encontrar la salida... en especial cuando las plantas mismas no quieren que salgas... Tal vez Sesselie haya querido llevar a Denathrius hasta sus profundidades más oscuras... y dejarlo ahí para siempre.

SESSELIE

¿No es hermoso?

PELAGOS

Sí... sí, claro, es, eh... encantador.

MURLOC HOLMES

Mrgll... ¿grgll belach raaak?

SESSELIE

(Suspira). Sí, es cierto. Asistí en nombre de la Reina del invierno.

Ella sospecha que Denathrius está detrás de la sequía de ánima. Quería preguntarles a las plantas del laberinto si sabían algo al respecto, y yo... bueno, me quedé charlando con ellas. Las plantas pueden confirmarlo.

Ruidos de crujidos que provienen del laberinto.

SESSELIE

¿Ven?

MÚRLOC HOLMES

Mrrrgl mrrgle... glorp.

SESSELIE

Ah, ojalá pudieran entenderlas. Para serles sincera,

¡no sé de qué otra forma puedo convencerlos!

MÚRLOC HOLMES

(Pensando). Hrrrmmmmm...

NARRADOR

Pero, ¿él estaba convencido?

Solo faltaba explorar un lugar afuera del castillo, el único lugar de Revendreth donde un habitante de Bastión se sentiría cómodo para pensar... o, tal vez, para complotar.

NARRADOR

Nadie piensa en Revendreth cuando imagina una catedral, ¿verdad? Sin embargo, ahí está... la Catedral de Expiación. Alguna vez fue el símbolo de la ilustre misión de Revendreth de ayudar a salvar almas, pero, en estos últimos tiempos... bueno... ya no lo es. ¿Habrá sido ese pasado tan noble, o el presente sin escrúpulos, lo que trajo a Pelagos hasta aquí?

INT.: Catedral de Expiación. Música inspiradora y fantasmal. Los pasos se vuelven más lentos y silenciosos.

PELAGOS

Lamento decirle, señor Holmes, que nadie me acompañó ni me vio en este lugar. Solo vine a reflexionar sobre los rumores que dicen que sir Denathrius estaba acaparando ánima. Nada más.

OLGRA

¿En serio? Entonces, dime... ¿por qué elegiste la Catedral de EXPIACIÓN? ¿Acaso sentías la necesidad de expiar algo?

PELAGOS

(Hace una pausa en forma de burla). No sé, quizá porque es la única catedral que hay en Revendreth.

OLGRA

Ah. Es cierto.

MÚRLOC HOLMES

Mrggle mrrgl... blep ghaagh... ¿Mrgle brakk bleargh?

PELAGOS

Si sir Denathrius realmente hubiera sido la causa de la sequía de ánima...

y me hubiera confrontado... entonces, a decir verdad...

no sé qué habría hecho.

MÚRLOC HOLMES

Hrrrmmm...

NARRADOR

Ahora que todo el terreno había sido explorado, era hora de volver al Castillo Nathria... e investigar qué había sucedido en ese lugar tan horripilante.

INT.: LA COCINA. Sonidos del crepitar del fuego y del hervor de un caldero.

NARRADOR

Para ser más específicos... en la cocina. La cocina es un sinónimo de sustento, calidez y compañía. También tiene una buena cantidad de cuchillos filosos, líquidos en ebullición, fuego, y... bueno, creo que ya lo entendieron.

LADY VASHJ

Parece que todas las fiestas terminan en la cocina, ¿no?

ARA’LON

(Cansado, al múrloc). ¿Al menos podrías decirnos si lograste descartar a alguien?

MÚRLOC HOLMES

Grrpp. Blearglgy ghaak mrugggle.

GUIDO

Ara'lon parece cansado. ¿Te guuuustaría algo relajante?

¡Ten, bebe esto! (Ofrece un cáliz dorado a Ara’lon).

MÚRLOC HOLMES

¡¡¡¡MGRLLRRRLG!!!! ¡GLIBBLE BRRRAAAAK!

Una bofetada, y luego... el cáliz SE ESTRELLA CONTRA EL SUELO.

Todos ahogan un grito.

ARA’LON

Ay... ¡me lastimó la mano!

MÚRLOC HOLMES

¡¡¡Mrrrrrgggllle!!!

GUIDO

¡Sí, es cierto que tengo picante sagrado en la cocina! Y sí, sé que es perjudicial para los venthyr, como el señor, ¡pero siempre tomo la precaución de personalizar los cálices!

ARA’LON

Tiene razón. El cáliz tiene un medallón muy bonito que dice: “Ara'lon, esto es solo para que lo bebas... tuuu”.

KEL’THUZAD

(Acusador). Pero, Guido... ¡te oí decir que habías preparado algo especial para sir Denathrius!

GUIDO

¡Sí, sí! Esto... ¡Huelan!

MÚRLOC HOLMES

(Huele). ¡¡¡¡PUAJ!!!!

GUIDO

¡Sí, ajo! Estoy seguro de que el señor Holmes sabe que es inofensivo para los venthyr. Al señor le encanta... encantaba... Uuuu...

MÚRLOC HOLMES

Jrmmm... glarby mrrrrglee... ¿bek ghaaa? ¿Ghaa blurgl?

KEL’THUZAD

Estaba en el Sagrario Mantonocturno.

Es una habitación privada, pero si insiste, señor Holmes...

INT.: EL SAGRARIO MANTONOCTURNO. Música siniestra.

NARRADOR

El Sagrario Mantonocturno. Un lugar exclusivo para tener conversaciones privadas... planear... complotar... ¡y también para guardar muchas cosas entretenidas para una noche llena de diversión!

KEL’THUZAD (cont.)

Tal vez no sea la personificación de la bondad, pero sí soy leal. Cuando terminamos de brindar, Denathrius me pidió que viniera a buscar algo que necesitaríamos para incentivar la... camaradería después de la cena. Dijo que era importante.

KEL’THUZAD claramente odia el término “camaradería”.

MÚRLOC HOLMES

¿Blargly?

KEL’THUZAD

Este clásico juego de mesa.

Escuchamos el traqueteo de las piezas dentro de la caja de cartón. Tal vez suene una música parecida a los comerciales de juegos de mesa de los 80.

MÚRLOC HOLMES

Mrglgll, glep blargghh mrgg.

RAFAAM

¿Yo? Bueno, mientras estaban haciéndole esa atrocidad a mi querido y buen amigo sir Danabrius, yo estaba... caminando por ahí. Ya saben. Como cualquier inocente.

MÚRLOC HOLMES

¿Bleck Blargh? Mrggls...

RAFAAM

¿L-la biblioteca? (Risa forzada). Ah, no necesitamos ir ahí.

INT.: ENTRADA DE LA BIBLIOTECA. Unas huellas de pasos nos llevan hasta ahí.

NARRADOR

La biblioteca. El lugar perfecto para los libros, los secretos... y tal vez una siesta.

RAFAAM

(Susurrando). Ah, ¡esa es la puerta de la biblioteca!

MÚRLOC HOLMES

(También susurrando).

¿Mrrgll gleeble Blurrskkk?

XY’MOX

¿Por qué susurran?

Todos dicen: ¡SHHHHHH!

BASTIÓN

(Susurra). Es una biblioteca.

RAFAAM

(Susurra indignado).

Les aseguro que esa NO es una de mis... vendas... atascada en la puerta...

(Gritando).

NO, ESPEREN, NO ABRAN...

El sonido de las puertas que se abren. TODOS exhalan con asombro. A partir de ahora, todos hablan con normalidad. Es evidente que no hay lectores y no hace falta bajar la voz.

ARA’LON

(Con un tono normal). ¡Sabía que olía humo!

GUIDO

¡Vi a Rafaam prendido fuego! Pero no tuve tiempo de ir a buscar agua.

Es un alivio saber que estás bien.

RAFAAM

Ya se había incendiado cuando yo...

FUUM. El crepitar de un fuego vil. Ruidos de diablillos hablando. Rafaam suspira.

RAFAAM

Está bien, fui yo. No, ellos. Bueno, lo confieso: estaba tratando de robar un tomo de hechizos raros. Fui yo.

LADY VASHJ

(Riendo). Tonto, nadie te acusó de eso. Acabas de confesar sin ninguna razón que incendiaste la biblioteca y te robaste algo... pero demostraste que tienes una coartada para el asesinato de sir Denathrius.

RAFAAM

Yo... ¿qué? Digo... ¡sí! Miren, todavía sale un poco de humo de mis vendas. ¿Ven?

Escuchamos el ruido de unas llamas y de Rafaam DÁNDOSE PALMADAS para apagarlas.

NARRADOR

Había llegado el momento de descender hacia el macabro corazón del Castillo Nathria: primero, la Bóveda, y luego... las Profundidades Sanguíneas.

NARRADOR

La investigación conducía a Múrloc Holmes hacia unos lugares muy oscuros... y tal vez hacia un gran peligro. La Bóveda no era el mejor lugar para los más asustadizos. Sin embargo, tal vez le revelaría sus secretos al mejor investigador del mundo.

INT.: LA BÓVEDA.

XY’MOX

Estaba aquí cuando... ocurrió el incidente.

MÚRLOC HOLMES

Blrafghl, blepp. Mrrgl, ¿glarb bek murrrglle?

XY’MOX

Quería proteger las reliquias, desde luego. Con la cantidad de rufianes que vinieron a la fiesta...

DRAKA

¡Ey!

XY’MOX

... estaba seguro de que alguien se robaría algo.

RAFAAM

Ese fui yo. Yo estaba robando algo, y definitivamente no estaba asesinando a mi tan preciado y querido amigo, Denatilifusimilitis... trus

DRAKA

¿De verdad? Ya es demasiado.

MÚRLOC HOLMES

¿Grlargla bahk rmurgggg?

XY’MOX

¿Qué? ¿Esto? Es la reliquia de extinción. ¿Tal vez... se le cayó a... alguien...? Bueno, está bien, quería robarla.

MÚRLOC HOLMES

Mrrrrgle glub blub pakk Mrrrgggl... ¡Ksssshhhh Glack!

Música funesta.

PELAGOS

¿Debemos ir todos, señor Holmes...? Escuché que ver lo que sucede en ese lugar... es algo muy doloroso...

KEL’THUZAD

Creo que es más doloroso para las almas que terminan ahí.

NARRADOR

Las palabras de Kel’Thuzad no llegaban a describir ese lugar por completo. Sin contar a las terroríficas Fauces, las Profundidades Sanguíneas son el lugar más oscuro de todas las Tierras de las Sombras.

INT: LAS PROFUNDIDADES SANGUÍNEAS. Gritos y chillidos distantes. El zumbido del ánima.

NARRADOR

Aquí, para que las almas condenadas expíen los pecados que cometieron en vida, se les... extrae su orgullosa ánima.

ARA’LON

Este lugar no me agrada...

OLGRA

No fue diseñado para agradarle a nadie. Es un lugar de tortura, y por eso estaba aquí. Quería buscar... a mi esposo, Mankrik.

Escuché rumores de que estaba aquí, y acepté la invitación para averiguarlo. No tuve mucho tiempo para buscarlo, y ahora... creo que nunca lo sabré.

GUIDO

Lo siento mucho.

DOCTOR ALETSON

<CROAK>

OLGRA

Gracias a ambos.

RAFAAM

¿Podemos irnos de una vez?

NARRADOR

Holmes le dijo al grupo que había logrado deducir lo que había ocurrido... y quién lo había hecho. Volvieron al lugar donde todo había comenzado... el comedor.

INT.: EL GRAN SALÓN. Música tensa. Holmes habla y gorgotea por debajo de la siguiente narración, y continúa haciéndolo hasta el final.

NARRADOR

Ahí, parado al lado del contorno de tiza del señor asesinado, el gran detective explicó su razonamiento. Había llovido toda la noche... pero no había ninguna huella de lodo además de las que todos habían hecho al regresar.

ARA’LON

¡Gracias al cielo! Eso significa que todos los que estábamos afuera... ¡somos inocentes!

NARRADOR

Holmes respondió que esa era una posibilidad. Sin embargo, había muchos pasadizos secretos en el castillo. Todavía no podían quedar descartados.

MORTICOLMILLO gimotea con tristeza.

NARRADOR

Olgra no podría haber matado a sir Denathrius, dijo Holmes a los invitados.

Ella lo necesitaba para encontrar una respuesta acerca de su esposo.

OLGRA

Gracias por creer en mí, señor Holmes.

DRAKA

El amor que compartiste con Mankrik fue legendario, Olgra.

Espero que algún día encuentres a tu esposo.

OLGRA

Lo mismo digo, amiga mía.

RAFAAM

Uff, ¿podríamos seguir de una vez? Ya sabemos que yo soy completamente inocente. Eso deja a Kel’thuzad, Xy’mox y...

TODOS

¡¿Guido?!

GUIDO

¿Quién, yo? ¡Yo no fui! ¡Lo juuuuro!

NARRADOR

Finalmente, Holmes anunció que estaba seguro de quién estaba detrás del asesinato de sir Denathrius. Era...

MÚRLOC HOLMES

¡MRRGGGLLLL!

¡Música dramática! TODOS excepto Rafaam dan un gritito de asombro.

RAFAAM

Esperen... ¿quién fue? Debo admitir que no entendí nada de lo que dijo en toda la noche.

NARRADOR

Ah, mis amigos y diablillos... ¿Les gustaría saber quién fue?

Claro que sí. Para eso, deberán resolver el asesinato por su cuenta...

si es que pueden...

La voz del narrador cambia a un tono monstruoso. Se ríe de forma diabólica.

NARRADOR

¡MUAJAJAJAJA!

MÚSICA DRAMÁTICA DE CIERRE.

Pie de página de cristales de maná

Artículo siguiente

Noticias destacadas