StarCraft II

Resumen de la historia de StarCraft

Resumen de la historia de StarCraft

Examen sorpresa: ¿el marco y la trama de StarCraft pertenecen al género de ciencia ficción militar, ópera espacial o ciencia ficción de terror? Si respondiste “¡Los tres!”, felicitaciones: sabes mucho de subgéneros de ciencia ficción. En el universo de StarCraft hay mucha acción y no siempre es fácil mantenerse al tanto de todo. Si quieres hacer un repaso o simplemente buscas una manera sencilla de explicarles la historia de StarCraft a tus amigos, este blog es para ti.

Parte 1: El pasado lejano

Hace eones, los Xel’Naga llegaron a nuestra galaxia y crearon vida en innumerables mundos de toda la Vía Láctea. Su objetivo: esperar hasta que dos especies alcanzaran lo que ellos llamaban “pureza de esencia” y “pureza de forma”, y ayudarlas a ascender y convertirse en una nueva forma de vida que tomaría el lugar de los Xel’Naga y volvería a iniciar el ciclo.

Los Xel’Naga lo llamaban el “ciclo infinito”. Desafortunadamente, resultó ser un nombre poco apropiado.

Amón, uno de los Xel’Naga, decidió romper el ciclo y rehacer el universo de acuerdo con sus propios designios. Interfirió directamente con dos especies, los protoss y los zerg, y les infundió la pureza de forma y de esencia, respectivamente. Cuando los demás Xel’Naga descubrieron su plan, Amón liberó a los zerg, que mataron a la mayoría de los Xel’Naga. Sin embargo, finalmente Amón fue derrotado y desterrado.Los Xel’Naga que sobrevivieron se retiraron y entraron en hibernación profunda, y dejaron que los protoss y los zerg se valieran por sí solos. Por mucho tiempo, la vida en la galaxia siguió como siempre... hasta que una intrépida especie de monos calvos bípedos decidió ver qué había allá en las estrellas.

Parte 2: StarCraft

En el año 2259, las naves coloniales humanas llegan al lejano sector Koprulu. Los terran establecen colonias, surgen distintas facciones políticas y, como suele pasar con los humanos, todos entran en guerra casi de inmediato. Cuando el mundo de la colonia Korhal IV se rebela contra la Confederación terran y declara su independencia, la Confederación destruye el planeta con un bombardeo nuclear. Esta atrocidad lleva a la creación de los Hijos de Korhal, un grupo de defensores de la libertad, liderados por Arcturus Mengsk.

Grito de rebeldía

Poco tiempo después, los terran empiezan a conocer los peligros del sector Koprulu cuando los zerg atacan los mundos de Chau Sara y Mar Sara. Después del ataque zerg contra Chau Sara, llegan naves protoss a esterilizar el planeta entero e incineran a todos los invasores zerg, junto con el resto de los seres vivos del planeta. Mengsk ve la oportunidad de vengarse de la Confederación atrayendo a los zerg a Tarsonis, el mundo natal de los terran. Con la ayuda del ex alguacil confederado Jim Raynor y la agente fantasma psiónica Sarah Kerrigan, su despiadado plan tiene éxito.

Mente suprema

Sin embargo, la victoria tiene un costo. A pesar de que Jim Raynor le implora a Arcturus Mengsk que salve a Kerrigan, el líder de los Hijos de Korhal la abandona en la última batalla y permite que los zerg la capturen. En Carbonis, la Mente suprema infesta a Kerrigan y la transforma en la Reina de las Cuchillas. La Mente suprema cree que, si asimila humanos psiónicos, podrá vencer a sus antiguos enemigos, los protoss. El plan da frutos cuando los zerg descubren la ubicación exacta de Aiur, el mundo natal de los protoss. La Mente suprema, ansiosa por asimilar a los protoss y combinar su pureza de forma con la pureza de esencia de los zerg, lanza una invasión masiva y, tras un brutal asedio, Aiur cae.

La caída

Ahora que Aiur está en manos de los zerg, los protoss se ven forzados a reconciliarse a pesar de sus diferencias internas, que datan de mil años atrás. El protoss Zeratul descubre que las energías del Vacío que controlan tanto él como sus hermanos Templarios oscuros desterrados pueden destruir a los líderes de las colonias zerg de forma definitiva. Zeratul y los Templarios oscuros forjan una alianza inusual con Jim Raynor, el Ejecutor protoss deshonrado Tassadar y el Ejecutor Artanis, y se unen a la batalla para recuperar Aiur. Durante el asalto final, Tassadar sacrifica todo: estrella su nave contra la Mente suprema al mismo tiempo que canaliza energías del Vacío y así destruye la Mente de colmena zerg.

Parte 3: Brood War

La resistencia

Tras la destrucción de la Mente suprema, los zerg se descontrolan. Los protoss comprenden que no pueden recuperar su mundo natal y deciden reagruparse en cambio en el hogar de los Templarios oscuros, el planeta Shakuras. Por desgracia, los zerg también infestan Shakuras, y la única esperanza de purificar el planeta es reactivar una instalación Xel’Naga inactiva. Zeratul y Artanis obtienen dos cristales que le dan energía a la instalación con la ayuda de la Reina de las Cuchillas, libre ya del control de la Mente suprema. A pesar de la posterior traición de Kerrigan, los protoss logran reactivar la instalación y purificar Shakuras.

El puño de hierro

Mientras tanto, en la Tierra, las noticias sobre los zerg y los protoss se propagan sin control y cunde el terror a una invasión alienígena. La Junta de la Tierra Unida (JTU) envía una flota expedicionaria liderada por Gerard DuGalle para lograr que las colonias rebeldes vuelvan a estar bajo control terrícola y neutralizar la amenaza alienígena. Tras capturar tecnología de disrupción psiónica, la flota ataca Korhal y toma el Dominio terran de Mengsk por sorpresa. DuGalle lidera un ataque exitoso contra Carbonis, donde la JTU subyuga a una Mente suprema naciente y esclaviza al enjambre zerg.

Reina de las Cuchillas

Kerrigan, consciente de la amenaza que implica la JTU, convence a sus antiguos aliados de luchar junto a ella nuevamente y aúna fuerzas con Raynor y Mengsk. Ellos, recelosos, temen que Kerrigan los traicione una vez que haya recuperado sus fuerzas, lo que por supuesto ocurre. Kerrigan, envalentonada tras la victoria, obliga a Zeratul a ayudarla a destruir la incipiente Mente suprema controlada por la JTU. El Templario oscuro mata a la Mente suprema de una vez por todas y, gracias a que el disruptor psiónico había sido destruido, todos los zerg ahora obedecen a Kerrigan. Una flota compuesta por fuerzas de la JTU, el Dominio y los protoss se le echa encima a Kerrigan, pero la Reina de las Cuchillas logra salir airosa.

Parte 4: Wings of Liberty

Después de la Guerra de las Especies, se mantiene la calma por un tiempo. Mengsk reconstruye su Dominio terran, los protoss se preparan para recuperar Aiur y los zerg... por algún motivo no se dedican a infestar la galaxia entera. Zeratul rastrea a Raynor, que ahora es mercenario, y le cuenta sobre una antigua profecía Xel’Naga que vaticina la destrucción de la galaxia, que solo Kerrigan podría impedir. Con la ayuda del hijo de Mengsk, Valerian, Raynor encuentra artefactos Xel’Naga para construir la Piedra, un dispositivo que disipa las cualidades zerg de Kerrigan y la libera de la corrupción. El plan funciona, pero tiene consecuencias terribles.

Parte 5: Heart of the Swarm

Valerian aísla a Kerrigan en un complejo de investigación ultrasecreto para estudiar los efectos que tuvo la piedra sobre ella. Cuando llegan fuerzas del Dominio a atacar el complejo, Kerrigan se escapa por su cuenta. Con sed de venganza contra Mengsk, comienza a rearmar su colonia hasta que Zeratul la encuentra y le informa que una antigua profecía Xel’Naga vaticinaba que Kerrigan renacería como una zerg primigenia. Kerrigan viaja a Zerus y la Reina de las Cuchillas primigenia vuelve a nacer. Es entonces cuando descubre que un agente de Amón había estado manejando todo desde las sombras, preparando el camino para ejecutar la etapa final de su plan. Kerrigan ata algunos cabos sueltos en Korhal: mata a Arcturus Mengsk y se retira con su enjambre zerg para prepararse para el enfrentamiento inevitable con Amón.

Parte 6: Legacy of the Void

Mientras Artanis se prepara para el ataque final para recuperar Aiur, Zeratul lo visita y le cuenta acerca de una antigua profecía Xel’Naga que presagiaba el regreso de Amón. El Xel’Naga efectivamente regresa y domina la voluntad de los protoss de Aiur mediante el Khala, su enlace psiónico compartido. Zeratul y los Templarios oscuros liberan a algunos de sus hermanos, incluido a Artanis, pero Zeratul muere durante la batalla. Artanis se dispone a obtener la Piedra con la que habían disipado las cualidades zerg de Kerrigan, con la esperanza de poder usarla contra Amón. Logra que algunos protoss rebeldes regresen y forja una alianza con Raynor, Valerian y Kerrigan. Juntos, inician un ataque final contra Aiur y, con la Piedra, Artanis logra liberar a los protoss y destierra a Amón al Vacío.

Kerrigan convoca a sus aliados para terminar con Amón de una vez por todas. Las fuerzas de Amón se preparan para una última batalla en el mundo-templo Xel’Naga de Ulnar, pero, con la ayuda del último Xel’Naga vivo, Kerrigan asciende. Ahora que ella es una Xel’Naga, usa sus nuevos poderes cósmicos para liderar las facciones combinadas y destruir definitivamente a Amón.

Artículo siguiente
World of Warcraft
15 h.

Hotfix: 27 de mayo

A continuación encontrarás una lista de hotfixes para algunos problemas detectados en World of Warcraft: Battle for Azeroth.