World of Warcraft

¡Antorus, el Trono Ardiente ya disponible!

¡Antorus, el Trono Ardiente ya disponible!

*Actualizado 28 de noviembre- ¡Dificultad normal y heroica de Antorus, el Trono Ardiente ya están disponibles!

En el núcleo de Argus se encuentra Antorus, el Trono Ardiente. Desde este escaño de poder, Sargeras dirige a su cruzada ardiente para arrasar con el cosmos.

Dentro de sus profundidades casi impenetrables, se transforman fuerzas primordiales en armas de aniquilación absoluta. Si estas fuerzas lograran alzarse para servir a su maestro, sería el fin de toda la creación.

Ha llegado la hora de que las fuerzas de la Alianza y la Horda se enfrenten a la Legión Ardiente en el centro de poder de Sargeras. Antorus, el Trono Ardiente, te espera, junto a los peligros tremendos que oculta.
 


Ubicación: Argus
Dificultades: Buscador de bandas, Normal, Heroica, Mítica
Nivel: 110
Jefes: 11

Cronograma de desbloqueo de la banda

28 de noviembre — Dificultades Normal y Heroica
5 de diciembre — Dificultad Mítica y Ala 1 del buscador de bandas: Brecha de la Luz
19 de diciembre — Ala 2 del buscador de bandas: Descenso Prohibido
2 de enero — Ala 3 del buscador de bandas: El Fin de la Esperanza
16 de enero — Ala 4 del buscador de bandas: Trono del Panteón
 


Antorus representa el centro y la fuente del poder de la Legión, y el equipo abordó el diseño de esta zona con una serie de principios en mente. En primer lugar, Antorus tiene un tamaño colosal. No se trata de una mera fortaleza terrestre, es un complejo ciclópeo construido en las profundidades de un mundo destrozado, y si bien algunas de las secciones de la banda pueden recorrerse a pie, los jugadores necesitarán la ayuda del Vindicaar y otros medios de transporte para atravesar las distancias extensas. En segundo lugar, es la culminación de una campaña militar del Ejército de la Luz y del resto de nuestros aliados importantes en la lucha, y los adalides (los jugadores) irán a la vanguardia acompañados de un ejército a su retaguardia. A medida que te abres paso por Antorus, una guerra sin tregua se desarrolla a tu alrededor, y tus acciones ayudan a avanzar la causa del Ejército de la Luz en la lucha por el destino de todos los mundos. Por último, tenemos la oportunidad poco común de indagar en los verdaderos orígenes de la Legión: antes de la vileza, antes de la corrupción verde y negra, había un único titán temible embarcado en una cruzada que decidiría el destino del universo. Un vistazo de esos secretos ancestrales espera a las almas valientes e intrépidas que se aventuren en las profundidades de Antorus.

Notas de los desarrolladores

Brecha de la Luz

Rompemundos garothi

Esta máquina de guerra, equipada con un arsenal capaz de aniquilar mundos enteros, se construyó en las profundidades del núcleo de Argus con el único propósito de ponerle fin a la invasión de los mortales.

Canes manáfagos de Sargeras

Imbuidos con fuego y sombra, F’harg y Shatug son las mascotas más preciadas de Sargeras. Criados para la matanza, estos canes viven para erradicar a los enemigos de su amo. 

Ante la avanzada del Ejército de la Luz y sus aliados sobre Antorus, la Legión se prepara para liberar a estas criaturas voraces en el campo de batalla y poner fin a la invasión de los mortales.

Mirada de la Legión

Alto mando antoriano

Hace muchos años, en la época dorada de la civilización eredar, se formó un consejo para supervisar la defensa de Argus y conservar la paz. Sin embargo, después de sellar su pacto oscuro con Sargeras, estos estrategas expertos utilizaron sus conocimientos militares para orquestar una Cruzada Ardiente que arrasó con incontables mundos.

Ahora, todo el poderío del ejército de la Legión está a sus órdenes, y utilizarán este poder temible para aniquilar a todos aquellos que se opongan a la voluntad del Titán oscuro.

Salones del Alcance Absoluto

Vigilante de portales Hasabel

La Vigilante de portales Hasabel protege el nexo a través del cual la Legión ha enviado a sus ejércitos insidiosos a invadir incontables mundos. Gracias a los portales que se comunican con una cantidad infinita de ubicaciones estratégicas a lo largo de la Gran oscuridad del más allá, Hasabel es capaz de invocar el poder del arsenal de la Legión para destrozar a todos los que la desafíen.

Santuario Elariano

Eonar, la Protectora

A pesar de haber caído ante la espada de Sargeras, la esencia de la Protectora logró escapar de las garras del Titán oscuro. Después de permanecer oculta y aislada durante varios milenios, la Legión encontró el santuario de Eonar.

Si el enemigo logra apoderarse de su alma, los poderes de la naturaleza y del crecimiento de Eonar serán profanados para volver imparable a la Legión Ardiente.

Sumidero Vil

Cazador de almas Imonar

El infame Imonar es el sabueso cazador de la Legión, capaz de rastrear presas por todo el cosmos. Gracias a su extensa colección de artefactos y trampas, Imonar nunca perdió una recompensa y no piensa manchar su registro intachable con su último contrato.

Kin’garoth

El diseño de todas las máquinas de guerra de la Legión proviene de la mente perversa de Kin’garoth. Obsesionado con la creación de instrumentos mortales, Kin’garoth se integró a la maquinaria de producción para fabricar un suministro eterno de destrucción.

A pedido del amo oscuro de la Legión, Kin'garoth utilizó su ingenio febril para desarrollar una nueva superarma que planea lanzar contra el Ejército de la Luz.

El Trono Ardiente

El Aquelarre de las shivarra

Al comprobar que el nivel de depravación y fanatismo del Aquelarre era superior al del resto de sus seguidores, Sargeras les encargó la profana tarea de quebrar las mentes de los titanes caídos para formar un Panteón oscuro invencible.

Cada hermana tiene un método de tortura propio que provoca gritos de dolor que resuenan por todos los salones de Antorus. Se dice que tanto mortales como demonios son incapaces de huir de sus susurros, y que solo es cuestión de tiempo hasta que quiebren la voluntad de los titanes.

Cámara de la Angustia

Varimathras

Mientras actuaba como uno de los señores del terror que supervisaba las fuerzas de la Legión durante la Tercera guerra, Varimathras no logró detener al rebelde Rey Exánime. Sucumbió ante una alianza condenada al fracaso con Sylvanas Brisaveloz y realizó un último pedido de poder antes de sufrir una derrota humillante.

Como castigo por sus errores, Varimathras fue torturado por el Aquelarre de las shivarra. Las vengativas hermanas han lacerado no solo su carne sino también su cordura. Lo único que dejaron en su mente es el deseo de provocar el sufrimiento a los mortales que le quitaron todo.

El Alma del Mundo

Aggramar

Aggramar, otrora noble Vengador del Panteón, cayó ante Sargeras y renació como el titán de la destrucción. Ahora, yace sobre el núcleo de Argus, protegiendo un poder que podría acabar con todo el universo. 

Ni siquiera los demonios tienen permiso para ingresar a los salones del titán y todos los mortales que se atrevan a entrometerse serán reducidos a cenizas por la espada ardiente de Aggramar: Taeshalach.

Trono del Panteón

Argus, el Asolador

Atrapado. Subyugado.

Eones de existencia a merced del dolor.

Un alma destrozada que alimenta un mal infinito.

El amo llama. Levántate... ¡levántate!

El fin de todas las cosas debe comenzar.

Artículo siguiente
World of Warcraft
15 h.

Hotfixes: 6 de diciembre

Aquí encontrarás una lista de hotfixes que resuelven varios problemas relacionados con el reciente parche de World of Warcraft:Legion.