Warcraft III: Reforged

En busca de la diversión: juegos de estrategia en tiempo real para principiantes

En busca de la diversión: juegos de estrategia en tiempo real para principiantes

Crea más cosas e intenta no morir...

Parece ser algo muy simple y obvio, pero tal vez no lo es. Pese a la reputación bastante intimidante del género, los juegos de estrategia en tiempo real (RTS, por sus siglas en inglés) se basan en unos conceptos simples (como crear más cosas e intentar no morir), reunidos en un paquete lleno de acción, pero sorprendentemente fácil de entender.

La campaña de un solo jugador es un buen punto de partida si deseas sumergirte en los juegos de estrategia en tiempo real. Vive una historia atrapante a un ritmo cómodo (gracias a niveles de dificultad que van desde Fácil hasta Muy difícil), antes de decidir si quieres participar en los modos JcJ por nivel de habilidad o en los modos de juego cooperativo. Las muchas posibilidades de los juegos de estrategia en tiempo real, que incluyen grandes cantidades de contenido generado por los usuarios, permiten que todos vivan la fantasía de explorar mundos lejanos cubiertos por una neblina amenazadora, construir extensas bases de tecnología de otro mundo y liderar enormes ejércitos fantásticos de diversas formas únicas. A pesar de la reputación del género, comenzar un juego de estrategia en tiempo real no significa que hayas entrado al terreno de entrenamiento de un eSport. Se asemeja más a explorar un cajón de arena digital que ofrece una amplia variedad de desafíos creativos y de toma de decisiones críticas, sin importar tu nivel de experiencia.

Si estás listo para comenzar, este es un buen momento para introducirte en el mundo de la estrategia en tiempo real con la beta de Warcraft III: Reforged, que se encuentra disponible para los jugadores que hayan comprado un boleto virtual de la BlizzCon o hayan comprado anticipadamente el juego. Para ayudarte en tu travesía, aquí tienes algunos consejos que te serán útiles en tu próxima aventura de estrategia en tiempo real, sin importar qué título, facción o modo decidas probar.


En primer lugar, conozcamos algunos controles básicos de los juegos de estrategia en tiempo real. Puede que esta parte sea aburrida, pero es importante.

Controles

W3R_BeginnerRTS_Lightbox_CommandCard.jpg

  • Selección y movimiento
    • Haz clic izquierdo en una unidad o estructura para ver los comandos y las estadísticas disponibles. Luego de seleccionar una unidad, puedes hacer clic derecho para emitir órdenes de movimiento o hacer clic en los botones que se muestran en el panel de comando en la parte inferior de la pantalla (o presionar las teclas rápidas asociadas) para emitir comandos.
    • Puedes hacer clic y arrastrar para formar un rectángulo para seleccionar varias unidades a la vez, lo que se conoce como "caja de selección". Al seleccionar varias unidades, puedes emitir comandos para todas a la vez. También puedes presionar la tecla Tab para alternar entre sus paneles de comando individuales.
  • Grupos de control
    • Luego de seleccionar varias unidades o estructuras, puedes mantener presionada la tecla Control y presionar un número en tu teclado para asignarlas a un "grupo de control". Una vez hecho esto, puedes presionar la misma tecla numérica para seleccionar nuevamente a ese grupo. Por ejemplo, si estás jugando Warcraft III, puedes presionar Control + 5 para reunir a todos tus Ancestros de Guerra, que producen unidades de ataque a distancia de los elfos de la noche, en un grupo de control. Luego, puedes presionar 5 para crear más arqueras sobre la marcha, sin quitar la vista de la acción.
  • Teclas rápidas
    • Memorizar las teclas rápidas es un hábito útil si planeas mejorar y convertirte en un jugador de estrategia en tiempo real eficaz, pero no es estrictamente necesario para un principiante. Intenta familiarizarte con las teclas rápidas predeterminadas de los botones que más utilizas, y no temas cambiarlas para adecuarlas a tu estilo personal.

Cuando te hayas acostumbrado a controlar unidades y emitir comandos, querrás comprender algunos de los conceptos y estrategias básicas de los juegos de estrategia en tiempo real. Comencemos:

Economía:

W3R_BeginnerRTS_Lightbox_Harvest.gif

Cada partida comienza con la asignación de unos pocos trabajadores iniciales (las unidades no de combate que típicamente se utilizan para recolectar y construir) para recolectar recursos de tus alrededores. Luego de eso, comenzarás a crear más trabajadores que generarán más recursos, lo que te permitirá invertir en estructuras avanzadas, más bases y un poderoso ejército.

Asegurarte de tener suficientes trabajadores para generar recursos de forma eficaz mientras expandes tu ejército y tu base te permitirá crear, mantener y reponer unidades y estructuras cuando sea necesario. Esto se conoce como una buena "economía", y es uno de los caminos hacia la victoria más fácilmente olvidados pero cruciales en la mayoría de las partidas de estrategia en tiempo real.


Construcción de bases

W3R_BeginnerRTS_Lightbox_Base.jpg

Crear una base de estructuras únicas es uno de los aspectos más satisfactorios en un juego de estrategia en tiempo real, pero es importante considerar para qué las construyes antes de realizar la inversión.

Las diferentes estructuras tienen diferentes costos, tiempos de construcción y propósitos. Las estructuras de Ayuntamiento crean trabajadores y reúnen recursos, otras estructuras generan unidades para tu ejército, y algunas te permiten acceder a mejoras o diferentes tipos de unidades. No necesitas construir todas las estructuras disponibles en una partida. De hecho, centrar tu estrategia en unas pocas estructuras productoras de unidades al principio puede ayudarte a comprender los puntos básicos y cumplir tu objetivo de aniquilar al enemigo con eficacia.

Otro concepto importante que debes aprender es el de "expandirse". En un juego de estrategia en tiempo real, expandirse significa crear nuevas bases o puestos de avanzada fuera de tu área inicial. Cerca de tu base inicial hay una cantidad limitada de recursos, por lo que es necesario expandirse para alimentar tu campaña en partidas largas. Otros beneficios son un aumento de visibilidad y de espacio disponible para edificaciones y unidades de tu ejército.


Creación y control de un ejército

W3R_BeginnerRTS_Lightbox_Battle.gif

Construir una base enorme es genial, pero la única forma de ganar una partida es destruyendo a tus enemigos. Para lograrlo, necesitarás un ejército.

Si bien hay diferencias significativas entre las unidades según el juego y la facción que hayas elegido, algunos conceptos y estrategias simples permanecen constantes:

  • La estrategia de "crear muchas cosas"
    • Buscar elegir una unidad versátil que no sea costosa y que te guste (arqueras, soldados, necrófagos, etc.) y crear un gran número de esa unidad es una estrategia completamente legítima, pero a menudo solo es eficaz al comienzo de una partida. Crea un ejército de buen tamaño y lánzalo contra tu oponente antes de que pueda llevar a cabo sus estrategias más costosas y técnicas.
  • "Expansión tecnológica"
    • Usar la "expansión tecnológica" significa invertir en unidades, mejoras o estructuras que no tienen un impacto inmediato en la partida, pero que desbloquean unidades más avanzadas, lo que te proporciona más opciones a medida que avanza la partida. La expansión tecnológica a menudo es la estrategia ganadora en partidas más largas, ya que tendrás acceso a unidades más versátiles y rentables. Sin embargo, esta estrategia es vulnerable ante acciones más agresivas, por lo que, a menos que sepas exactamente qué planea tu oponente, intenta invertir en una pequeña fuerza defensiva antes de comenzar la expansión tecnológica.
  • Encontrar el tamaño adecuado para tu ejército
    • Si bien tener un ejército enorme es genial, no siempre es la mejor forma de jugar. StarCraft y Warcraft limitan la cantidad de unidades que puedes tener en acción a la vez por medio de las mecánicas de límites de "Comida" y "Suministros". Tener más unidades de combate de las necesarias puede afectar tu economía de forma negativa, al prevenir que crees más trabajadores o al forzarte a invertir en estructuras o unidades que aumentan el límite de comida y suministros. Lograr el equilibrio es clave.
  • Ataque vs. defensa
    • La mejor defensa es un buen ataque. Una fuerte inversión en unidades y estructuras defensivas puede protegerte de los ataques, pero para ganar deberás avanzar y destruir la base del enemigo. Por ejemplo, si juegas con los orcos en Warcraft III, podrías rodear completamente tu base con Torres de Vigilancia, pero es una inversión significativa que limitaría tu producción de unidades de ataque, lo que eventualmente permitiría que tu enemigo te supere con un ejército más poderoso o una mejor economía.
  • Dar pelea
    • Si bien hay mucho que decir acerca de los detalles más elaborados del combate en un juego de estrategia de tiempo real, esta son algunas reglas básicas que debes recordar cuando tu ejército entre en una escaramuza:
      • ¡No dejes que te rodeen!
        • Luchar en un área abierta puede hacer que tu ejército sufra enormes pérdidas sin tener escapatoria. Usa el terreno a tu favor para crear cuellos de botella.
      • Divide tus unidades, si es posible.
        • Crear grupos más pequeños de unidades, en vez de una gran masa, hace que tu ejército sea menos vulnerable a las habilidades de AdE (área de efecto).
      • Melé al frente, ataque a distancia atrás.
        • Antes de enviar a tus unidades a la batalla, intenta ubicar a tus unidades de melé robustas para que se enfrenten al enemigo primero y reciban la mayor cantidad de daño.
      • Destruye los medios de producción.
        • Si te encuentras en la base enemiga (¡bien hecho!), prioriza la destrucción de estructuras que crean unidades en lugar de las estructuras de defensa o enfocadas en mejoras. Esto evitará que tu oponente pueda recuperar su ejército de inmediato y contraatacar.

Exploración y conocimiento del mapa

W3R_BeginnerRTS_Lightbox_Explore.gif

Si bien la madera, los minerales, el gas y el oro son recursos importantes en un juego de estrategia en tiempo real, nada es más valioso que la información.

Luego de establecer tu economía y comenzar la construcción de tu base, probablemente desees explorar para reunir información acerca de tu enemigo. Enviar una unidad poco costosa para explorar el mapa al inicio del juego puede proveerte información vital acerca de la ubicación, la estrategia y la economía del enemigo. Puedes usarla para preparar defensas adecuadas, comenzar a construir las unidades de contraataque ideales o atacarlos pronto si crees que son vulnerables.

Además de enviar unidades de exploración, colocar unidades o estructuras poco costosas de forma estratégica en el mapa puede ayudarte a estar alerta a los movimientos del enemigo. Intenta vigilar tu minimapa para detectar el movimiento del enemigo y poder prepararte.


Con este curso intensivo sobre los aspectos básicos de los juegos de estrategia en tiempo real, estás encaminado para dominar el sector Koprulu, llevar a cabo la matanza de Stratholme o simplemente divertirte en partidas personalizadas. ¡Buena suerte!

Artículo siguiente
World of Warcraft
20 h.

Hotfix: 13 de febrero

A continuación encontrarás una lista de hotfixes para algunos problemas detectados en World of Warcraft: Battle for Azeroth.