Warcraft III: Reforged

Relatos desde la forja: rediseño de los no muertos

Relatos desde la forja: rediseño de los no muertos

Los ejércitos demoníacos de la Legión Ardiente pueden carecer de sutileza, pero nadie puede negar su importancia como la máquina de matar más despiadada que Azeroth haya conocido. Para reanimar a la Plaga, el equipo de Warcraft III: Reforged utilizó huesos, carne desgarrada y vendajes de momia para mantener una identidad infernal consistente en un ejército heterogéneo compuesto de nigromantes, demonios, bestias y monstruosidades reconstruidas.

Avanza con cautela: ¡A continuación hay adelantos de la campaña del modo historia de Warcraft III!

Héroes

Arthas (Caballero de la Muerte)

Con hojasrruna vampíricas y corceles sombríos, los Caballeros de la Muerte sirven como los generales más poderosos de la Plaga.

En el momento en que Arthas Menethil aparece por primera vez en el juego como Caballero de la Muerte, ya ha cometido diversas atrocidades que completaron su transición de un noble paladín a un despreciable villano. Con este modelo, el equipo de arte de Warcraft III: Reforged se esforzó por capturar esa nueva oscuridad de Arthas, junto con el desgaste que sufrieron su capa y armadura durante la masacre de inocentes.

Si bien todos los Caballeros de la Muerte en el juego original compartían el mismo modelo, Warcraft III: Reforged presenta un modelo adicional de Caballero de la Muerte en versión femenina junto con un nuevo conjunto de líneas de voz.

Tichondrius, Mal’Ganis, Varimathras y Detheroc (Señores del Terror)

Los Señores del Terror son demonios increíblemente poderosos a quienes Kil’jaeden les ordenó vigilar al Rey Exánime Ner’zhul.

Los Señores del Terror en la versión original de Warcraft III se diferenciaban principalmente por su color. Debido a que Tichondrius, Mal’Ganis, Varimathras y Detheroc tienen personalidades muy diferentes, el equipo de arte de Warcraft III: Reforged incorporó un modelo único para cada uno. Tichondrius tiene una imponente barba y cuernos de puntas color verde acordes a su inmenso poder. El conspirador Mal’Ganis tiene un rostro sin vello con una arruga por cada traición que cometió.

“Detheroc parece ser el más conspirador de los tres hermanos”, comenta el productor principal, Pete Stilwell, “siempre esperando una oportunidad. Esa pereza a lo largo de miles de años fue lo que le hizo... ganar algunos kilos”.

 ¿Qué sucede con Varimathras?

“Varimathras es el hermano presumido”, dice Pete. “Su orgullo lo mantiene en forma. Definitivamente no es un demonio inactivo. También había una versión de él de carta coleccionable con unas increíbles patillas largas y tupidas que resultó imposible no dejarlas en su rostro”. 

Además de las apariencias en la campaña de un solo jugador, los modelos de los Señores del Terror renovados también estarán disponibles en el modo multijugador.  

Kel'Thuzad (Exánime)

Los Exánimes no muertos e inmortales sirven a la voluntad de hierro de Ner'zhul con magia gélida y hechizos de necromancia.

Kel'Thuzad, el sarcástico nigromante que se convirtió en Exánime, adorado por los fanáticos de Warcraft en todas partes, demuestra que es posible ser maligno y poseer un sentido del humor. Además de mejorar los cuernos, los colmillos y la armadura ornamentada de Kel’Thuzad, el equipo de arte probó diversas versiones de las cadenas que flotan a su alrededor. El equipo alteró el flujo de la misma y ajustó su tamaño para asegurarse de que sumara a su apariencia intimidante sin quitarle importancia a la legibilidad visual.

Anub’arak (Señor de la Cripta)

Estas antiguas criaturas gigantes gobernaron el reino subterráneo de Azjol-Nerub antes de ser derrotadas y devueltas a la vida por la Plaga.

Los ojos y dientes de Anub’arak se modelaron meticulosamente, junto con las púas, las alas y la armadura que adorna su caparazón. Al igual que con muchas unidades de héroes, los modelos de Señor de la Cripta estarán disponibles en el modo multijugador.

Unidades

Carro de despojos

El carro de despojos logra infundir miedo y desesperación incluso en los corazones de los defensores más decididos.

Resultaba difícil distinguir lo que el carro de despojos original lanzaba desde su patentada Carne-pulta™. Para bien o para mal, el carro de despojos renovado tiene mucha más fidelidad, lo que permite ver los proyectiles de cadáveres que agitan sus brazos en todo su horroroso esplendor. 

Maligno de la cripta

Estas criaturas aberrantes invocan enjambres de viles insectos y lanzan telarañas para incapacitar a sus enemigos.

Unas limitaciones técnicas impidieron que los modeladores de Warcraft III replicaran el diseño de ocho extremidades ilustrado en el arte conceptual original del maligno de la cripta. En Reforged, el maligno de la cripta recupera sus extremidades faltantes junto con unos vendajes de momia que representan sus orígenes de restos momificados y un rostro realmente aterrador.

Vermis de hielo

Dragones esqueléticos que irradian poder gélido y solo piensan en servir a su oscuro maestro.

Inicialmente, el equipo de arte de Warcraft III: Reforged diseñó al vermis de hielo con una amplitud de alas realista (es decir, enorme). El modelo en sí se veía genial, pero al probarlo en el juego quedaba en evidencia que los vermis de hielo impedían ver lo que sucedía debajo de ellos. Al igual que con las otras unidades voladoras de Warcraft III, los artistas buscaron, en definitiva, un equilibrio entre la majestuosidad de las alas y la claridad visual.

Esperamos que hayas disfrutado de esta mirada a los no muertos. No te pierdas la siguiente publicación de esta serie, donde le echaremos un vistazo a los nuevos diseños de los humanos

Warcraft III: Reforged  se lanza el 28 de enero de 2020, y aún hay tiempo para prepararse para unirse a la batalla el día del lanzamiento. Precompra ahora y obtén acceso instantáneo a la beta multijugador.

Artículo siguiente
World of Warcraft
6 h.

Micro-festividades: Locura de Un´Goro del 17 al 19 de marzo

El propósito de cada una de ellas es que el mundo sea más dinámico y siga ofreciendo actividades variadas y divertidas, pero sin que los jugadores sientan la obligación de participar para no perderse recompensas importantes.